Asier Etxeandia como Alfonso VI en El Final del Camino

El final del camino,  la última serie de televisión en la que participó el actor bilbaíno Asier Etxeandia, interpretando al Rey Alfonso VI es una serie producida para la 1 de Televisión Española y Televisión Gallega   Su estreno fue el 11 de enero de 2017 y su octavo y último capítulo tuvo lugar el 8 de marzo del mismo año.

Relata los tiempos en los que se construyó la Catedral de Santiago, entre los siglos XI y XII,  mediante la vida de tres hermanos, los Catoira,  pero como telón de fondo se dejan ver los entretelones de la corte del Rey Alfonso VI, su esposa y otros miembros de la corte.

Fue rodada completamente en Galicia, y fue la razón de que el actor Etxeandía aceptará la interpretación del papel, entre otras cosas por la oportunidad que le ofrecía de pasar un tiempo en la región gallega, la cual no conocía y aprender de sus gentes y su ambiente, que definió como lleno de magia, de misterio.

En la serie que algunos han opinado que se notaba el bajo presupuesto, se realizó un gran esfuerzo por la grabación en exteriores, con lo que fue posible ver los paisajes de Silleda y Lalín, las canteras de Rosende y Vila de Cruces,  las brañas de Xestoso, Forcarei, Vila de Cruces, el castro de A Estrada, los monasterios de Carboeiro y Aciveiro, la playa fluvial de Cira, el pazo de Outeiro en Vilatuxe, la cascada de Escuadro, entre otros sitios de la región.

La recreación de la Compostela de la época medieval se realizó en el recinto de la Feria Internacional de Galicia, que pese a que algunos observaron  muy acartonada, muy de escenografía de bajo presupuesto, permitió desarrollar la trama. Las calles y plazas de Toledo que aparecen en la serie fueron grabadas en La Coruña y en Orense.

Pero volviendo a la actuación de Asier Etxeandía, el actor relata durante una entrevista, que a pesar de no compartir las características del personaje a quien representó, y para lo que tuvo que investigar sobre la vida del rey, llegó a admirarlo porque el papel de monarca le permitió entender de algún modo lo potente que es pertenecer a la monarquía, tener ese rol y más aún en la edad media, época histórica de la que por cierto se declara fanático.

Aunque su papel no era protagónico la fuerza que le imprimió y lo decisivo del personaje en sí mismo para el desarrollo de la trama fue otro de los elementos que lo hizo aceptar la participación en la serie.

La serie de 8 capítulos terminó y aunque haya opiniones encontradas sobre su calidad, la ausencia de presupuesto y la deficiente narración de la historia, lo que no está en discusión es la calidad de la actuación de este actor de 42 años, que puso todo en el papel representado para como siempre convertirse en lo más renombrado de la producción y la razón por la cual cada miércoles los trabajadores de los técnicos instaladores de gas, se echaban a suertes quien se quedaría de guardia para atender cualquier emergencia y quien podría ir a casa a disfrutar de la serie gallega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *