Terapias para “curar” la homosexualidad pueden ser castigadas con cárcel en México

Si pensábamos que las locuras del racismo, de la discriminación y la homofobia en el siglo veintiuno se habían acabado, pues en México recientemente se acaban de descubrir diversos recintos donde se ofrecen terapias para curar la homosexualidad. Realmente no es nada innovador esto de intentar curar la homosexualidad ya que en siglos pasados eran muy comunes estas prácticas inanes que nunca dieron resultado. Lo que verdaderamente asombra de esta noticia es que todavía estás cosas estén ocurriendo en nuestros tiempos, no sólo en México, sino también en otras partes del mundo como ya lo hemos visto en países del medio oriente, por ejemplo.

¿La buena noticia? El senado de México ya ha tomado cartas en el asunto y han propuesto que las personas detrás de estos recintos de curación de la homosexualidad paguen con cárcel por sus aberraciones e injurias indirectas a la comunidad homosexual mexicana y de toda América Latina. La gravedad de llevar a cabo estas execrables curaciones de homosexualidad es que, cual doctores, los encargados de la terapia aplican ciertos procedimientos médicos y psicológicos que pueden afectar gravemente, tanto en estado psicológico como en salud, a la persona homosexual presuntamente curada.

Normalmente, todas estas terapias son ofertadas sin coste alguno pues los que están detrás de esto se creen mesías dadivosos capaces de mejorar la calidad de vida de las personas sin retribución alguna. El senado de México ha propuesto que tanto los que financian estas terapias como los que las brindan o promueven vayan a la cárcel por el delito de estafar a las personas homosexuales al hacerles creer que sus preferencias sexuales son una enfermedad que puede ser curada. Sin lugar a dudas es justa la medida que está proponiendo el Senado Mexicano y no se les puedes reprochar nada; así lo afirmar la empresa Desatascos que manifiesta su apoyo a estas iniciativas para acabar con la homofobia, la discriminación y la pseudo-medicina.

Los legisladores están planteando una condena de un año de cárcel o tres años de cárcel para todos aquellos participes de las curaciones terapéuticas de la homosexualidad. También se está estipulando que su delito sea pagado con 200 – 300 días de trabajo comunitario. De igual forma, se está proponiendo que, si existen médicos profesionales implicados en estas falsas terapias, sean relegados de los ejercicios de su profesión por uno a tres años. Todas estas medidas las piensan tomar teniendo como sustento la declaración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2015 donde matizan que las terapias para curar la homosexualidad son contrarias a la buena ética, sin respaldo científico y, por ende, completamente vanas.

De hecho, en el año 2016 la ONU exhortó a las naciones del mundo a no permitir que estas terapias se sigan dando y establezcan leyes que impidan que sigan ocurriendo, que es precisamente lo que el Estado mexicano va a hacer. Se espera tener una respuesta pronta de la proposición en los venideros días, así que hay que estar atentos a los que pasa en México.

Deja un comentario